Inicio Criptomonedas Bahamas tiene la moneda digital oficial más avanzada del mundo, pero ¿es...

Bahamas tiene la moneda digital oficial más avanzada del mundo, pero ¿es eso algo malo?

Las Bahamas lideran los países del mundo en criptomonedas emitidas por el Banco Central, con sus CBDC de dólar de arena tienen muchos beneficios en términos de eficiencia de pago, velocidad y reducción del desgaste. Sin embargo, también surgen algunos problemas de privacidad y preguntas muy reales sobre el poder del gobierno.

Emisión centralizada

El tema de las monedas digitales del banco central (CBDC) recién está comenzando a colarse en la conciencia general.

Si bien muchos entusiastas de las criptomonedas esperan que más países sigan el ejemplo de El Salvador y adopten Bitcoin como moneda de curso legal, las monedas estables parecen presentar un caso menos ambicioso para la adopción soberana, ya que son inmunes a la corrupción y la volatilidad que aqueja a Bitcoin. Simplemente iteraciones digitales de sus alternativas fiduciarias, el tipo de cambio está vinculado uno a uno y su valor no fluctúa.

Pero si bien hay pequeños ejemplos, como la ciudad de Lugano en Suiza, donde las monedas estables descentralizadas como Tether (USDT) se pueden usar como dinero fiduciario, muchos gobiernos también están trabajando en sus propias monedas estables centralizadas.

Pueblos

Según PwC, ninguno está más avanzado que Bahamas, donde el Banco Central lanzó una versión digital del dólar bahameño en octubre de 2020. Coloquialmente llamado dólar de arena, tiene exactamente la misma utilidad, estatus legal y autorización que el convencional. fiat alternativo.

Las ventajas son muchas. La velocidad de pago, la eficiencia y la seguridad son esenciales, con una reducción general de la fricción gracias a la cadena de bloques. Las Bahamas también esperan aprovechar la publicidad de la iniciativa, ayudando a establecer a la nación como el centro criptográfico del Caribe.

La naturaleza rastreable de blockchain también ayudará a limitar el lavado de dinero, la falsificación, el fraude y todo tipo de delitos financieros. Además, el empleado citó los beneficios que podrían obtenerse en el mercado de préstamos, ya que la CBDC puede «proporcionar un excelente libro de ingresos y gastos, que puede usarse como datos de respaldo para las solicitudes de micropréstamos».

Desventajas

Sin embargo, no todas las consecuencias de las CBDC son positivas. Hay problemas de privacidad muy reales aquí, con el gobierno teóricamente capaz de rastrear exactamente lo que gasta, cuándo lo gasta y con quién lo gasta. Las cuentas también se pueden congelar a voluntad: piense en Tether, que ha congelado algunos USDT en el pasado después de los ataques.

Esto plantea todo tipo de preguntas sobre un posible escenario distópico, en el que los gobiernos podrían implementar cada vez más nociones de ciencia ficción, como puntajes de crédito social derivados automáticamente de la actividad de pago. Digamos que el gobierno sabía que usted gastó $10 en apuestas de fútbol anoche y eso automáticamente se refleja en su puntaje crediticio o, peor aún, en su puntaje social. Es fácil dejar que su mente divague por el poder que le daría a gobiernos más autoritarios.

¿Es bueno el control soberano absoluto sobre las finanzas de los ciudadanos? Ya controlan el entorno monetario con respecto a la impresión, la inflación y las tasas de interés, razón por la cual tanta gente recurre a Bitcoin. Con las CBDC, podrían aplicar sanciones a voluntad, tener una visibilidad completa de su patrimonio neto, obligaciones fiscales, hábitos de gasto y muchos otros aspectos de su vida, dado que el dinero es fundamental para las transacciones en el mundo actual.

Conclusión

Por ahora, afortunadamente, estas nociones permanecen confinadas a las tramas de Black Mirror. Sin embargo, las CBDC acercan el potencial de estos escenarios y abren la posibilidad de un poder insondable para un estado soberano. La centralización absoluta dentro de la criptomoneda es un juego peligroso dada la naturaleza rastreable de la cadena de bloques y la infraestructura de billetera digital adjunta.

Las Bahamas están liderando la carga hasta ahora. En este caso específico, todos los sistemas indican que es solo un paso hacia la eficiencia y una herramienta innovadora para ayudar a construir un ecosistema criptográfico más grande para la nación caribeña.

Sin embargo, con otros gobiernos, como China, trabajando en iteraciones de sus propias CBDC, es legítimo preocuparse por el poder potencial que estas CBDC podrían conferir si se explotan de ciertas maneras. Esto suena especialmente cierto para los gobiernos más autoritarios.

Marc Gomez
Vine a por tabaco y ya me quedé aquí. Cuando no estoy en el sótano de Tecnopasion suelo pasear por las calles de Barcelona.
RELATED ARTICLES