Inicio Noticias Hay un nuevo robot pululando en el vecindario: BOBbot

Hay un nuevo robot pululando en el vecindario: BOBbot

Los robots lo suficientemente pequeños como para operar en enjambres no son nada nuevo, pero BOBbot es más grande que la mayoría y tiene un secreto en su cuerpo: los imanes.

BOBbot significa “robots zumbantes que se comportan de forma organizada”, pero ¿por qué dejar que un acrónimo arruine un buen nombre? Los enjambres anteriores de robots dependían de robots mucho más simples. BOBbot es más grande y más sofisticado. Cada uno está impreso en 3D y tiene un cepillo vibratorio que lo mueve. Es fotosensible y tiene dos imanes en su interior.

El objetivo de la investigación hasta ahora parece ser verificar las ecuaciones de los sistemas de partículas autoorganizados, pero también muestran cómo se pueden usar algoritmos simples para mover cooperativamente objetos más grandes que ellos mismos:

He estado observando los desarrollos en robótica de enjambres durante un tiempo y, para ser honesto, me ha decepcionado un poco el progreso. Algo como los nanobots de Sci Fi todavía parece estar muy lejos. Los pequeños robots utilizados siempre parecen carecer de movilidad e inteligencia. Sí, la idea podría ser trabajar colectivamente, pero los algoritmos colectivos están limitados por la inteligencia del individuo. Por el momento, la investigación parece estar al nivel de la física estadística, en lugar de la robótica útil:

En este artículo, utilizamos ideas matemáticas de la computación distribuida y la física estadística para crear soportes granulares cohesivos y orientados a tareas compuestos por robots interactivos simples llamados BOBbots. Como predice la teoría, los BOBbots se agregan de forma compacta con imanes más fuertes (correspondientes al parámetro de polarización grande λ) y se dispersan con imanes más débiles (o λ pequeños). Las simulaciones que capturan la física que gobierna los movimientos y las interacciones de BOBbots confirman aún más el cambio de fase esperado con más BOBbots. Por tanto, la actividad de transporte colectivo demuestra la utilidad del algoritmo de agregación.

Dado el bajo costo y la potencia de dispositivos como Raspberry Pi Pico, quizás lo que necesitamos es un proyecto de código abierto para crear un replicador de robots que pueda imprimir en 3D robots terminados que cuestan menos de $ 10 por dispositivo.

Harry Fairhead tiene experiencia en hardware y, habiendo trabajado con microprocesadores y electrónica en general, durante muchos años, es un entusiasta defensor de la robótica y la computación integrada. Autor de varios libros recientes sobre IoT, su último es Programación de la Raspberry Pi Pico en C (I / O Press).

Marc Gomez
Vine a por tabaco y ya me quedé aquí. Cuando no estoy en el sótano de Tecnopasion suelo pasear por las calles de Barcelona.
RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here